La organización sin ánimo de lucro NOYB, liderada por el famoso agitador de Facebook, Max Schrems, ya ha iniciado una campaña contra los banners de cookies que no cumplan con la normativa aplicable, presentado ya más de 500 reclamaciones, y cuya finalidad es conseguir que los usuarios tengan a su disposición sencillas y claras opciones de “si o no” en la elección de las cookies.

La mayoría de las web consiguen que sus usuarios acaben aceptando sus cookies a través de mecanismos como no ofrecer la opción de “rechazar” en su página inicial, estableciendo un link en vez de un botón para rechazarlo, utilizando el “premarcado” de las casillas o usando colores o contraste engañoso de los botones, dificultando la opción de “rechazar” y facilitando el “consentir”, o aprovechándose del interés legítimo para compartir los datos obtenidos con una larga lista de entes.

Para conseguir que los banners de cookies utilizados por las empresas cumplan con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), NOYB ha creado un sistema automatizado que podrá producir hasta 10.000 reclamaciones. A través del mismo, se analizarán los banners y se identificarán los diferentes tipos de infracciones para que a continuación se genere automáticamente una reclamación en base al RGPD. Así, las empresas recibirán un proyecto de reclamación informal por correo electrónico e incluso obtendrán una guía en PDF sobre cómo cambiar la configuración del software paso a paso para cumplir con la ley.

Por consiguiente, las empresas dispondrán de un mes para cumplir con la reclamación recibida, y en su defecto, NOYB se encargará de presentar la reclamación formal ante la autoridad competente pudiendo llegar a enfrentarse a sanciones de hasta 20 millones de euros.