El comercio electrónico es un modelo de negocio de rápido crecimiento cuyas ventajas están animando a muchas empresas a adoptarlo. Sin embargo, las empresas que operan exclusiva o parcialmente en Internet también tienen que seguir normas estrictas. Dado que el comercio electrónico tiene que ver principalmente con la propiedad intelectual, no es tan raro como podría pensarse que se infrinjan las normas de propiedad intelectual. Pero, ¿qué ocurre si se infringe alguna y qué se puede hacer para evitarlo?

¿Por qué es importante la propiedad intelectual en el comercio electrónico?

En el Código Penal español se recoge que un delito contra la propiedad intelectual consiste en reproducir, plagiar, distribuir o comunicar públicamente una obra sin la autorización del titular del derecho de propiedad intelectual con el objetivo de perjudicar a una persona.

Las leyes de propiedad intelectual nos protegen del plagio o de la competencia desigual. Sin estas leyes, se roba el trabajo de otros y se difunde por todo el mundo sin ninguna compensación ni sanción.

Toda empresa que desee iniciar un negocio en línea debe preocuparse por

– Proteger su propia propiedad intelectual

– Violar la propiedad intelectual de otros

¿Cómo evitar cometer un delito de propiedad intelectual contra terceros?

Los tres elementos que suelen ser objeto de controversia en relación con la propiedad intelectual en el comercio electrónico son los siguientes

  1. Imágenes
  2. Los textos publicados en nuestra página
  3. El nombre del dominio

Encontramos todo tipo de imágenes en la red, ya sea en las redes sociales o en las páginas web, y es muy fácil pensar que estamos autorizados a utilizarlas. Lo mejor es fotografiar nosotros mismos las imágenes que publicamos en nuestra web. Si esto no es posible, es importante pedir permiso para utilizar estas imágenes a sus autores y la forma en que se pueden utilizar. Si tampoco esto es posible, es necesario citar la fuente del enlace de la imagen para no apropiarse de sus derechos.

Es esencial elegir un nombre de marca único que no esté ya en uso. Aunque a menudo uno se inspira en el trabajo de otros, se aconseja encarecidamente ser original, ya que esto le diferenciará aún más.

Es posible que queramos incluir en nuestro sitio web partes de un texto o un texto completo que pertenezca a otros. En este caso es necesario mencionar o citar al autor para evitar apropiarse injustamente de su obra.

En resumen, todo el contenido publicado en su sitio web debe

– Ser de su propiedad

– Tener permiso para utilizarlo

– Ser de dominio público

No respetar la propiedad intelectual de otros

Una infracción de la propiedad intelectual se castiga con “la retirada de las obras o prestaciones objeto de la infracción », según nuestro código penal.

Al igual que es obligatorio respetar la propiedad intelectual de los demás, es fundamental proteger la propiedad intelectual de nuestra empresa Por ello, la ley nos protege castigando a quienes la infringen. Sin embargo, es necesario tomar precauciones además de la ley para evitar que se produzcan infracciones de nuestra propiedad intelectual.

Copyright, Copyleft o Creative Commons son licencias que nos ofrecen las protecciones adecuadas para la difusión y utilización de nuestros contenidos.